martes, 29 de enero de 2008

El metro mutante


Sábado 17 de noviembre, 2007. Línea 1

El metro mutante, abrigos naranja, rodillas exhibicionistas y brillantes, pero, a la vez, muy juntas protegiendo su secreto. Murmullo de conversaciones animadas, no el silencio atomizado camino del trabajo. La producción es el gran sueño de este mundo. Producción industrial. Y soñar ésta producción es aniquilar la duración, o, dicho de otra forma, depauperar la experiencia.

Hay que dejar espacio a los nuevos cachivaches, cambiar el ángulo de corte de los pantalones. La moda y la noticia son formas de lo nuevo. Lo nuevo es el nombre de la destrucción acumulativa o Capitalismo. En el nombre de lo nuevo se encuentran Modernidad y Capitalismo, cultura y trabajo, arte y asesinato.

La novedad y su fiebre es el epifenómeno de la imperiosa necesidad de no dejar de producir, siendo a la vez una expresión fenomenal de los anhelos subjetivos más íntimos. --Desde el momento en que, enterrado a Dios, la producción se puso a producir no solamente objetos, sino "consumidores": individuos que sometieran su anhelo de soberanía (de gasto y destrucción; de rango y reconocimiento; de gloria y valor) a la necesidad de la producción.

No son los rostros grises y abotargados, los rictus de odio y resignación, no son los sueños poseídos contra las ventanas negras de los túneles... los que hoy, sábado, pueblan el metro barcelonés. La ciudad es una gran mina para la extracción de minerales psíquicos. El metro-vagoneta lleva de un lado a otro los deshechos gastados y los materiales frescos y activos. Producción, trabajo en beneficio de juegos de valor privatizados. Trabajo la mayoría de veces consistiendo en procesos odiosamente repetitivos y estúpidos. Pero el dinero no huele, ya se sabe, aunque el trabajo de la mayoría apesta: sólo hace falta ver, en hora punta, los rostros, las miradas perdidas, en la vagoneta arriba y abajo de la gran mina urbana.

El metro persigue al metro. Es el laberinto extraviado de los exiliados de esta vida. Todos vamos a morir. Morir de placer y desamparo. Salida de túneles sin salida, la noche en tus ojos...

2 comentarios:

Santiago K. dijo...

Excelente..........me volo la mente ...

barbarroja dijo...

qué bueno...

la mente sin cuerpo se escurre entre montoncitos de objetos capturados... "lo relevante está del lado de la cosa" dijo un homb re sabio, lo que en su dialéctica negativa quiere decir que es ahí dónde está porque precisamente es en el otro lado inseparablemente donde está lo importante: en el lado de la acción, del sujeto-inalcanzable, de La Mente... Una mente que vuela en alfombras voladoras porque se rebelaron contra tanta grvedad... O tristeza.

Gracias s.k.